El Acuarista Responsable Leave a comment

El Acuarista Responsable

La Normativa de Acuarista Responsable es la mentalidad que esperamos de todas las personas involucradas en este negocio y pasatiempo. Parte del respeto por la vida de los animales y comprender y aceptar la responsabilidad de su bienestar.

El bienestar de los animales requiere el cumplimiento de obligaciones diarias y semanales. La persona responsable debe aceptar que estas actividades son impostergables, o hay consecuencias en la salud de los animales.

La persona responsable del manejo de los animales, sin importar en que fase de la cadena del negocio se encuentre, tiene la obligación de obtener todo el conocimiento posible de cada especie que maneja, para asegurar el bienestar de cada animal. Esto es válido desde el colector hasta el acuarista. Asimismo, es necesario que todos los involucrados conozcan el orígen de los peces, sea granja o colectado silvestre. Aunque hoy en día un gran volumen de peces de acuario son producidos en granjas, muchos siguen siendo colectados silvestres y, aunque sean recursos renovables, no lo seguirán siendo si no se manejan de forma sostenible.

Los acuaristas  deberían obtener información confiable sobre la fuente y biología de sus peces, conocimientos sobre su manejo y cuidado. No siempre obtienen información correcta, por lo que es importante adquirir información básica sobre el comercio y cuidado de los peces antes de que el acuarista prepare su acuario. Aunque la información varía de tienda en tienda, lo importante es preguntar. Adquirir la información adecuada sobre sus especies y el potencial de las interacciones con otras especies, su verdadero origen y requerimientos fisiológicos, son el primer paso para optimizar el bienestar de sus peces y adquirir el conocimiento importante sobre su comercio.

El prerrequisitos para un acuario exitoso es su preparación para recibir y mantener vida animal y sus plantas. Parte de esta preparación incluye comprender la importancia de manejo de calidad de agua. Antes de introducir los animales a su acuario debe asegurarse que tiene una forma natural o artificial de filtración de agua para remover sustancias tóxicas, especialmente amonio, producido por la mayoría de animales acuáticos como subproducto del metabolismo de proteínas. Los animales en el acuario deben tener una fuente continua de alimentos nutritivos. El alimento debe ser una dosificado con atención para evitar el deterioro de la calidad de agua, prevenir la obesidad y evitar el exceso de amonio y otros nutrientes en el agua.

Toda planta o animal debe pasar por cuarentena antes de ser introducido en un acuario ya establecido, para prevenir la introducción de enfermedades. Adicional al manejo de buena calidad de agua se requieren prácticas sanitarias y de nutrición adecuadas para la prevención de enfermedades.

 Los acuarios deberían estar tapados para prevenir que los peces salten. Se requiere iluminación adecuada, ya que es esencial para la salud de todos los animales y plantas, y también por motivos estéticos, para mostrar la amplia variedad de colores que exhiben las diferentes formas de vida en el acuario.

Muchas personas seleccionan peces, corales u otros invertebrados de océanos tropicales cálidos porque tienden a ser más coloridos. Sin embargo, como estos animales no pueden regular la temperatura de su cuerpo, el agua en el acuario debe ser mantenido en el rango óptimo de los animales. Acuaristas que mantiene organismos de climas templados o fríos deben enfriar el  ambiente si las condiciones son demasiado cálidas. Debido a las diferencias potenciales de temperatura en el agua  del transporte y el agua del acuario, las plantas y animales deben ser aclimatizados previa introducción al acuario.

 El acuarista responsable debe tener un plan para el manejo responsable de los animales que ya no pueda mantener, que han enfermado o que han muerto. Nunca debe soltar peces exóticos que ya no pueda mantener o disponer de ellos lanzándolos al inodoro. Estas acciones van en deterioro del ambiente y el animal. Regrese o intercambie animales no deseados a su tienda de acuarios, o haga intercambio con otros acuaristas responsables. Ocasionalmente colegios, acuarios públicos o centros de rescate pueden aceptar estos animales. Para el manejo de animales enfermos o asistencia con eutanasia consulte con su veterinario o especialista en salud animal. Como último recurso los animales pueden ser matados colocándolos en agua con hielo. A baja temperatura el animal pasa por una fase de criostesia previa muerte.

 Lo más importante es que el cliente no debe concebir peces como artículos desechables, particularmente especies raras y de difícil obtención. Es importante que entiendan que los peces, corales u otros invertebrados son vida silvestre y es crucial que comprendan y mantengan presente las implicaciones ambientales del comercio para acuarios. Ya que muchos de los habitantes de sus acuarios se colectan directamente en áreas silvestres, la sostenibilidad de esos recursos es crítica para una industria saludable. Aprender todo lo posible sobre las especies seleccionadas, preguntando a quien las vendió es la clave para convertirse en un cliente educado y un dueño responsable de acuarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *